Archivos Mensuales: abril 2016

Zen – Práctica intensiva, sábado 7/5

Te invitamos a participar en nuestra práctica intensiva mensual de mayo. La misma tendrá lugar el sábado 7 de mayo. La práctica comprende meditación (sentada), postraciones y cantos. Estas tres técnicas, aplicadas en conjunto son una poderosa herramienta para limpiar la conciencia y aclarar la mente. El mini-retiro tendrá lugar en el Templo Zen Koryosa, un lugar íntegramente consagrado a la práctica del Zen cuyas instalaciones reproducen el ambiente de los Templos Zen coreanos tradicionales. La práctica será dirigida por Ilam Sunim, la abadesa del Templo. Y la organización a cargo del Grupo Zen del Templo.

Por razones organizativas, la inscripción estará abierta hasta el miércoles 4 de mayo inclusive. Para más información e inscripciones, ponerse en contacto.

Cronograma:

9:50 Llegada a Koryosa
9:50 Moktak (llamada a la práctica)
10:00 1ra. Sentada de la mañana
10:45 Caminata
11:00 2da. Sentada de la mañana
11:45 Ceremonia de ofrenda de arroz
11:55 Almuerzo
13:30 108 Postraciones
14:00 1ra. Sentada de la tarde
14:45 Caminata
15:00 2da. Sentada de la tarde
15:45 Caminata
16:00 3ra. Sentada de la tarde
16:45 Ceremonia de clausura
17:10 Tareas comunitarias en el templo (limpieza, orden)
Anuncios

Tú eres la prueba

andrzej_stec_jdpsn

Charla  Dharma de Andrzej Stec JDPSN, al finalizar un retiro de 7 días en el monasterio Zen Su Bong en Hong Kong. Enero 2016.

Estudiar budismo es estudiarse a uno mismo. ¿Qué son ustedes? ¿Tuvieron oportunidad de mirarse a sí mismos esta noche? ¿O estaban muy cansados? (Risas de la audiencia).

¿Qué son? (Silencio) “No sé”. Estudiarse a sí mismo es mantener “no sé”. Si mantienes “no sé” vas a olvidarte de ti mismo. El pensamiento disminuye. Tu mente se vuelve cada vez más clara hasta que en un momento ¡Boom! La sabiduría regresa. Eres Buda. Todo es la verdad. Tú eres la verdad, y tú eres la prueba.

¿Qué falta ahora mismo? ¿Todavía no crees en ti mismo? ¿Todavía necesitas a alguien que te enseñe? ¿Por qué? ¿Por qué necesitas escuchar a alguien como yo? ¿Realmente necesitas un maestro?

Zen significa volverse completamente independiente. No depender del Buda o los maestros Zen, ni siquiera de la meditación. Si dependemos de algo, lo hacemos importante. Le damos nuestro poder. Entonces el Buda nos controla, el maestro nos controla, los políticos nos controlan, nuestro jefe nos controla, nuestro esposo o esposa nos controla o el dinero nos controla. No somos libres. ¿Por qué? Porque todavía no creemos que estamos perfectamente bien. Si estos siete días y esta última noche (sentada toda la noche sin dormir) no fueron prueba suficiente para ustedes, entonces me temo que deben hacerlo más seguido.

Hace mucho tiempo cuando vivía en Hwa Gye Sa en Corea, había un grupo de mujeres laicas. Cada sábado hacían lo que hicimos esta noche (pasar toda la noche meditando sin dormir). Ellas no utilizaban poca luz como nosotros, sino que las dejaban todas prendidas. Significa que tienes luz en tus ojos de manera de no dormirte. No eran sentadas de 30 minutos y caminatas de 15 minutos como hicimos esta noche. Se sentaban en sesiones de una hora, comenzando a las 9 pm hasta las 6 am. También tenían entrevistas con el Maestro Zen Seung Sahn. Después volvían a casa y cocinaban el desayuno para su familia como cualquier ama de casa coreana. Después de eso, cuidaban de su familia durante todo el domingo. Su práctica de kongans era extremadamente afilada. Eso es porque sus vidas y su práctica no eran dos cosas separadas.

¿Cuál es la verdadera prueba?

Podemos pensar que por venir aquí y sentarnos  nuestra práctica Zen es muy buena. ¿Pero qué pasa cuando nos levantamos del almohadón y volvemos al mundo? Frecuentemente le digo a las personas que no le cuenten a nadie que practican, simplemente guárdenlo para ustedes. No se proclamen expertos. No hablen acerca del Buda-Dharma si no lo entienden. Si decimos “soy un practicante”, es mejor que lo probemos con nuestra vida. Al final hay una sola cosa, ¿Cumplimos o no? Hablar es barato y es fácil hacer planes. Lo que cuenta es la ejecución. ¿Cumpliste? ¿Llevaste la comida a la mesa? ¿Pagaste tus deudas? ¿Conseguiste trabajo? ¿Estás en una mala relación? ¿Siempre estás peleando? ¿No puedes llevar un matrimonio armonioso? ¿O quizás tus hijos no se sienten amados? ¿Y luego dices que practicas el Buda Dharma? Mejor no decirlo.

Este entrenamiento de hoy fue sólo para una cosa y debemos estar orgullosos de ella; es que decidimos hacer algo y lo hicimos, cumplimos. Ahora nuestro centro es más fuerte. Fue difícil pero lo hicimos. El punto es, no pierdan este impulso.